España, el mayor muro de contención de Protestantes, Anglicanos y Luteranos en Europa